¡Hola! Soy Laura Vide, directora y maestra de nuestra academia.

laura-1

Durante mi experiencia como estudiante, me enfrenté a diversos desafíos académicos, especialmente en inglés. A lo largo de la escuela y el instituto, necesité clases de refuerzo y mis calificaciones eran promedio. A pesar de mejorar en otras asignaturas, el inglés seguía siendo un obstáculo. Durante tres años, tuve la misma profesora de instituto quien consideró que carecía de habilidades en el idioma y me proporcionó un material básico y limitado. En bachillerato, el impacto fue evidente; suspendí los dos cursos y solo logré aprobar en septiembre con un gran esfuerzo.  Aunque obtuve excelentes resultados en las demás asignaturas durante la selectividad, como un 9,30 en filosofía, en inglés volví a suspender.  

Decidí embarcarme en la carrera de magisterio con la firme determinación de ayudar a otros a aprender, a confiar en sí mismos y a superar aquello en lo que creen no ser buenos. Tras superar los dos primeros acs de carrera, decidí invertir el siguiente año en Inglaterra para, de una vez por todas, vencer y superar el idioma que tantas veces me hizo llorar. Y lo logré. Me di cuenta de que la idea de que «no se me daba bien» era una mentira. Simplemente nadie había intentado descubrir mi estilo de aprendizaje, cómo una niña tímida podría comenzar a hablar un idioma extranjero. Era más fácil decirme que eso no era para mí.  Ahora, como maestra de primaria especializada en inglés y varios masters en psicología, puedo afirmar que el idioma nunca fue un obstáculo para mí. Simplemente viví en un sistema educativo obsoleto que dictaminaba que si no eras bueno desde el principio, no lo serías nunca. Mi principal objetivo es motivar a mis alumnos, verles convertirse en quienes deseen ser, alentarlos a superar las dificultades y presenciar cómo triunfan en asignaturas que les causaban sufrimiento, estrés y lágrimas. Ver su crecimiento mental es mi mayor satisfacción.

A la vista está que, ya siendo maestra de primaria especialista en inglés puedo decir que el idioma nunca se me dio mal, solo viví una realidad educativa antigua donde o vales desde el primer momento o ya no vales de por vida para tal cosa. 

Si a mi experiencia con el inglés le unes ver tenía la suerte de encontrarme con alumnos quienes confiaron en mi para contarme sus secretos y preocupaciones, entiendes por qué decidí formarme en psicología y poder entender y ayudar mejor a mis alumnos.

Motivarles a ser quien ellos quieran ser, animarles a superar las dificultades, ver como superan asignaturas que realmente le hacen sufrir, agobiarse, no dormir y llorar, verles crecer mentalmente es mi objetivo principal.
laura-niño